La CE defiende la retroactividad en cláusulas suelo nulas

La Comisión Europea considera que no es posible limitar los efectos de la nulidad, es decir, los bancos deben devolver las cantidades cobradas desde la celebración del contrato de hipoteca.

La Comisión Europea ha presentado sus alegaciones ante el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) en la cuestión prejudicial del Juzgado de lo Mercantil de Granada. La cuestión se planteó en abril de 2015 y ahora el TJUE debe dictar sentencia en la que aclare si la doctrina seguida por los órganos judiciales españoles es correcta.

Hasta ahora en España, si un juez declara la nulidad de una cláusula suelo, sólo condena al Banco a la devolución de las cantidades cobradas en aplicación de la cláusula suelo a partir del 9 de mayo de 2013 (fecha en la que el Tribunal Supremo dictó sentencia en la que limitaba los efectos de la nulidad para evitar un “trastorno grave para el orden económico”.

Por el contrario, la Comisión Europea considera que esta limitación entra en contradicción con La Directiva 93/13/CEE de 5 de abril de 1993 sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores según la cual los estados deberán

La Comisión considera que no es posible reconocer a los tribunales españoles la posibilidad de limitar el alcance de la interpretación dada por el Tribunal de Justicia a una norma del Derecho de la Unión pues ello sería contrario a los principios de primacía y efecto directo del Derecho de la Unión.

Ahora sólo cabe esperar que se pronuncie el TJUE y resuelva la incertidumbre sobre los efectos de la nulidad.

Entre tanto, no debe olvidarse que si se firma un acuerdo con el banco por el que se renuncia a este tipo de acciones legales, no se podrá pedir la retroactividad de los efectos.

Por tanto, esta posición de la Comisión Europea hace pensar que es el momento de reclamar las cláusulas suelo y recuperar todo el dinero cobrado de más.